Tema 3. La Diversidad del Medio Geográfico en el Planeta. La interacción de los Factores Ecogeográficos. Temario Geografía e Historia.


LA DIVERSIDAD DEL MEDIO GEOGRÁFICO EN EL PLANETA. LA INTERACCIÓN DE FACTORES ECOGEOGRÁFICOS

1. LA DIVERSIDAD DEL MEDIO GEOGRÁFICO EN EL PLANETA

La diversidad del medio geográfico viene determinada por tres elementos: el biotopo, el clima y la biocenosis. El biotopo es el relieve, pudiendo ser continental y submarino. El clima depende de factores geográficos, astronómicos y meteorológicos. La biocenosis diferencia a los animales, que pueden desplazarse por el biotopo, de los vegetales que están unidos a él y por tanto herencia de un pasado histórico y unas condiciones medioambientales.

1.1 Biotopo

Hace 4000 millones de años ya existía la tierra. Era una corteza granítica con una atmósfera de vapor de agua y gas carbónico. Cuando descienden las temperaturas se condensa el vapor de agua, precipita y quedan las tierras más bajas sumergidas dando lugar a los océanos, mientras que las tierras más altas quedan sobre el nivel de las aguas y forman la Pangea. La Pangea era la única tierra emergida y se va quebrando y separando los distintos continentes. A este proceso se lo conoce como deriva continental de Wegener o tectónica de placas. El movimiento continental se irradia desde el centro de los océanos, empujando las placas y separando los continentes. Para sostener esta teoría existen tres tipos de pruebas:
+ Estructurales. Estructuras geológicas de un continente se prolongan en otro, del que le separa un océano.
+ Paleontológicas. Grupos de animales estrictamente terrestres se encuentran en dos continentes muy alejados entre sí separados por un mar.
+ Paleomagnéticas. Los cambios de polaridad en cada cron se reflejan en las alineaciones de materiales metálicos en los sedimentos, teniendo una posición diferente las placas en las épocas pasadas.

1.1.1 El relieve submarino

Del total de la superficie terrestre, el 71% está ocupada por los mares y océanos. Dentro del relieve submarino podemos reconocer cinco formas básicas diferentes. Primero la plataforma continental, que es la parte de los océanos y mares situada inmediatamente alrededor de las zonas emergidas y con una inclinación débil dirigida hasta un límite en donde la pendiente cambia bruscamente. Profundidad inferior a los 200 metros, salvo en Antártida, Terranova y Groenlandia que alcanza hasta 500. Supone el 6% de la superficie total del globo, pero tiene una importancia económica de primer orden, debido a la concentración de bancos pesqueros y yacimientos de hidrocarburos que se encuentran en ella. A continuación viene una zona de pendiente más acusada llamada talud continental, recubrimiento sedimentario de una corteza continental muy fracturada que correspondería al borde real del continente. Al pie del talud se extiende una zona de declive más suave llamada glacis continental. Talud y glacis suponen otro 6% de la superficie del globo. El fondo propiamente de los océanos lo forman las llanuras abisales, fondos a profundidades superiores a los 4000 metros, muy planos y con pendientes mínimas (1 por mil). Cuenta con montes submarinos cónicos y troncocónicos (guyots) que fueron antiguos volcanes. Las fosas son profundas cavidades que se abren en el fondo marino como consecuencia del movimiento de las placas oceánicas, alcanzan hasta 11.000 metros de profundidad con respecto al nivel del mar (islas Marianas). Lasdorsales son cordilleras formadas por lavas que se amontonan a la salida de los rifts interplacas y que alcanzan hasta 3000 metros de altura con respecto al fondo abisal. A grandes rasgos, la dorsal mesoatlántica empuja a las placas Euroasíatica y Africana separándolas de las placas Norteamericana, Caribe y Sudamericana. La dorsal mesoíndica empuja el subcontinente indio contra Asia, provocando la cadena del Himalaya. En los puntos de choque entre placas además de las fosas encontramos gran actividad volcánica y sísmica como sucede en California y Japón.

1.1.2 El relieve continental

1.  A. Clasificación


            Según el geógrafo Birot hay cinco grandes tipos de relieves continentales. Los  escudos, antiguas unidades morfoestructurales del Precámbrico, hace más de 600 millones de años, que forman el armazón de los continentes. Si están arrasados se denominan plataformas o zócalos. Destacan cinco: laurentino, báltico, siberiano, africano y antártico. Sus materiales suelen ser granitos y rocas metamórficas. Las cuencas sedimentarias, situadas en el interior de los continentes, y resultado del depósito de distintos materiales durante un largo proceso. Las cordilleras geosinclinales se forman donde antes existía un geosinclinal[1] y suelen relacionarse con las zonas de compresión de placas, tanto continentales como oceánicas. Diferenciamos las que tienen un sentido norte-sur, en los márgenes del Pacífico (Rocosas, Andes, archipiélagos de Asia Oriental), de las que tienen disposición este-oeste (Atlas, Béticas, Pirineos, Alpes, Caucaso e Himalaya). Lasregiones volcánicas son aquellas donde el relieve está marcado por la actividad volcánica. El vulcanismo puede ser extreusivo (lava y cenizas expelidas hacia el exterior) o intrusivo (roca fundida queda inyectada en la corteza terrestre). Las cadenas montañosas medias son aquellas cuyos relieves en la actualidad son poco enérgicos.

2.  B. Evolución


El relieve continental tiene una evolución, primero por causas tectónicas, por diastrofismo (movimiento de placas) y  también por vulcanismo (actividad del magma terrestre). También evoluciona por causa de la erosión. La erosión puede ser mecánica (fractura por culpa de la dilatación o contracción, viento) o química (desagregación de los materiales por causa del agua). Según como está afectado el relieve por la erosión, vamos a distinguir cuatro tipologías:
Relieves primitivos. Son materiales nacidos recientemente: llanuras lacustres y volcanes en actividad.
Relieves derivados. Acción de la erosión sobre relieves primitivos.
Relieves arrasados. Superficies de gran diversidad geológica, próximas a la llanura; están arrasadas por los derrubios. Penillanuras.
Relieves regenerados. Tras una erosión viene un movimiento tectónico que rejuvenece el relieve y se reanuda la erosión.

Los relieves primitivos alterados por diastrofismo adquieren cuatro formas básicas de estructura:
Germánica. El esfuerzo tectónico quiebra materiales duros que se desplazan a través de fallas, donde unos bloques se levantan (horst) y otros se hunden (grabben).
Jurásica. El empuje tectónico pliega materiales blandos formando una sucesión de sinclinales y anticlinales
Sajónica. Antes del movimiento tectónico se depositó una cobertera sedimentaria sobre materiales duros, esta se adapta a los bloques hundidos y levantados dando aspecto de pliegue.
Alpina. Es la estructura más compleja, producto de un esfuerzo tectónico violento y continuado que actúa sobre materiales de distinta génesis dando lugar a múltiples pliegues diferentes.

            Los relieves volcánicos pueden adquirir formas muy diversas. Llamamos volcanes compuestos a aquellos conos volcánicos que se han formado por la sucesión de capas de lavas y cenizas superpuestas. Las calderas son resultado de la explosión de un cono volcánico, la parte superior se desintegra en la explosión y el resto se hunde en el suelo. Los escudos volcánicos se forman en la profundidad de los océanos y el basalto puede ascender por encima del nivel del mar formando islas y archipiélagos. Por último destacamos los conos de cenizas formados a partir de un orificio estrecho a través del cual el magma basáltico sale bajo presión de una manera continua en forma de ceniza. Los materiales son tan incoherentes que absorben el agua de lluvia y no produce escorrentía.

3.  C. Aguas continentales


            El agua que precipita sobre la superficie terrestre tiene dos destinos, una se evapora y otra es drenada hacia los lagos y océanos. El destino depende de varios factores:
+ Meteorología. El drenaje es mayor en zonas muy lluviosas. La escorrentía depende de latemperatura, con mucho frío el agua puede retenerse en forma de hielo o haber precipitado en forma de nieve, con lo que permanece sobre el suelo continental. Sin embargo, el exceso de calor evapora el agua y la devuelve en estado gaseoso a la atmósfera. El viento también actúa como agente para acelerar el empuje del agua hacia el mar.
+ Cuenca. Espacio geográfico que drena el agua y alimenta un curso fluvial. Con igual precipitación, drena más agua una cuenca grande que una pequeña. En función de la inclinación de la cuenca, cuanto más plana más lenta circula el agua y más se evapora, al revés si tiene una fuerte pendiente.
            + Tapiz vegetal. Regula el drenaje, reteniendo la humedad y moderando la escorrentía.
            + Subsuelo. En función de la litología podemos encontrar tres tipos:
·         Impermeable. Toda el agua se evapora o drena al curso fluvial.
·         Algo permeable. El agua se infiltra y acaba aflorando en fuentes.
·         Muy permeable. El agua se infiltra por una larga red de galerías subterráneas (fenómenos kársticos en suelos calizos).





1.2 El clima

1.2.1.- Factores climáticos

 Podemos distinguir tres tipos de factores, en función del tiempo en que actúan. Los factores astronómicos tienen incidencia periódica, los factores geográficos actúan siempre porque son fijos e invariables y los factores meteorológicos actúan de manera aleatoria.

Factores astronómicos. Son los derivados de la situación relativa entre la Tierra y el Sol. Están determinados por los movimientos de rotación y traslación y la inclinación del eje de la Tierra. El eje de rotación de la Tierra está inclinado con respecto al plano de la eclíptica, 23º 27'. Al realizar la Tierra el movimiento de traslación, resulta que el ángulo de inclinación de los rayos solares cambia durante el recorrido, durante medio año los rayos del Sol son perpendiculares en un hemisferio y durante la otra mitad en el opuesto. La latitud máxima de perpendicularidad está en 23º 27', denominándose los trópicos. En los polos las noches y los días duran seis meses, y en la latitud 66º 33' se señalan los círculos polares, último punto donde la Tierra puede dar una rotación completa y no ser iluminado o ser iluminado 24 horas. Cuando los rayos solares son perpendiculares al Ecuador se llama Equinocio, cuando lo son a un trópico, Solsticio. Debido a que los rayos del Sol cuanto más perpendiculares caen sobre la Tierra, menor índice de albedo tienen, las estaciones calurosos se corresponden con el Sol sobre los trópicos, de tal forma que las estaciones están invertidas en los hemisferios. La temperatura será mayor en las zonas intertropicales mientras en las zonas polares la inclinación es máxima y por tanto el calor del Sol mínimo.

Factores geográficos. Son básicamente tres. El primero surge de la desigual distribución de océanos y continentes en el mundo, representando estos últimos solo un cuarto de la superficie. Dado que el agua absorbe más la energía calorífica pero varía poco su temperatura, actúa como moderador de los cambios bruscos de temperatura. El agua del mar con la evaporación contribuye al regulamiento térmico de la Tierra. El segundo, las masas de aire,  que cuando permanecen estables sobre un lugar tienden al equilibrio térmico con el medio, individualizándose así las masas de aire. En función de su origen cósmico la masa de aire puede ser tropical, polar, ártica o antártica. Las dos primeras por la superficie sobre la que se generan son continentales o marítimas. La polar marítima es fría y húmeda, la polar continental, fría y seca, la tropical marítima, cálida y húmeda y la tropical continental, cálida y seca. Los frentes son el choque entre dos masas de aire con diferente temperatura. En tercer lugar el relieve, que marca diferencias térmicas. En las cordilleras con orientación este-oeste del hemisferio norte, la vertiente norte recibe menos insolación que la sur, llamándose, umbría una y solana la otra. Las laderas de barlovento sufren el efecto Föhn, que consiste en la elevación de las nubes, enfriamiento y precipitación, mientras las de sotavento reciben ya las nubes sin agua.

Factores meteorológicos. La Tierra está recubierta por una delgada película gaseosa a la que denominamos atmósfera. La atmósfera envuelve el planeta y permite la respiración biológica y el ciclo del agua. Llega a alcanzar en su última capa 350 kilómetros de altura, lo que comparado con los 12000 kilómetros de diámetro de la Tierra no es mucho.

Dentro de la atmósfera el aire se calienta y se enfría en función de la inclinación de los rayos solares, generándose corrientes de aire, ya que el aire caliente tiende a moverse hacia el aire frío. Se llama circulación general atmosférica al mecanismo de redistribución que tiende a equilibrar las diferencias térmicas y de presión en la tierra. Si la tierra estuviera inmóvil el aire caliente ecuatorial ascendería y en altura se dirigiría al polo, mientras el aire frío de los polos, descendería y en superficie iría al Ecuador. Por el movimiento de la tierra, este movimiento Norte-Sur, acaba siendo, Este-Oeste. En los 60º de latitud se forma el frente polar (discontinuidad que separa el aire frío del cálido); en los 30º se acumula el viento ecuatorial, produciendo una corriente del oeste en altura:vientos alisios. Los vientos alisios convergen en el Ecuador y dan lugar a una zona depresionaria:Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT). Los anticiclones subtropicales emiten viento en superficie hacia el polo, que se desvía al oeste, contribuyendo a formar la zona depresionaria de las latitudes medias (30-60º). Así se suceden anillos de altas y bajas presiones: un anillo de bajas en el Ecuador, dos de altas subtropicales, dos de bajas en los frentes polares, dos altas polares. Podemos también diferenciar del polo norte al Ecuador cuatro masas de aire zonales, separadas por frentes: aire ártico, aire polar, aire tropical, aire ecuatorial. Según la superficie sobre la que se originan, las masas aire tropicales y polares pueden ser marítimo o continental.

1.2.2 Elementos del clima

Los elementos del clima son numerosos y están todos relacionados. Algunos de los principales son: temperatura, humedad, presión, viento e insolación.

Temperatura. Medida en grados, nos dice la cantidad de calor o frío que hace. De forma básica varía en función de la latitud, dividiendo la Tierra, desde el Ecuador, en una zona tórrida, dos zonas templadas y dos zonas frías. También varía en altitud, a razón de 1º C menos cada 100-150 metros de altura sobre el nivel del mar. La continentalidad, alejamiento de la línea de costa, también baja el termómetro al perder el efecto termoregulador del mar. Por último, según nos situemos en una fachada occidental u oriental del continente, la temperatura se ve afectada por las corrientes marinas, que hacen más cálidas las fachadas occidentales en igual latitud que las orientales.

Humedad. Vapor de agua en suspensión en el aire. A mayor temperatura, es mayor la capacidad de contención de vapor de agua del aire. Con temperaturas bajas el vapor se condensa y precipita. Varía el nivel de humedad en función de la vegetación que actúa  reteniendo y generando humedad. La evaporación es mayor en las regiones más cálidas, facilitando la precipitación y la existencia de vegetación. La nubosidad generada por esta evaporación reduce las horas de insolación. La precipitación es la condensación del vapor de agua en altura que hace que caiga el agua sobre la Tierra. Hay cuatro formas de precipitación: orográfica, la debida al ascenso del aire húmedo por un accidente geográfico (efecto Föhn), frontal cuando chocan dos masas de aire de diferente temperatura y se forman los frentes, convectiva cuando el aire asciende por el recalentamiento de la superficie y de convergencia ecuatorial debida al choque de dos masas de aire de similares características que  provocan bajas presiones y precipitación.

Presión. Está en función de que el aire suba o baje. Este movimiento ascendente o descendente se debe a la diferencia térmica entre masas de aire. El aire cálido se desplaza hacia el aire frío. Llamamos anticiclón a las zonas de alta presión, a partir de 1016 milibares, asociado con tiempo estable. Borrasca se llama a las bajas presiones, por debajo de los 1016 milibares, que genera tiempo inestable.

Vientos. Están provocados por la diferencia de presión entre distintas zonas, dependiendo su velocidad de lo fuertes que sean los anticiclones y borrascas. El viento con frío acentúa las bajas temperaturas. Algunas de las corrientes más importantes son los vientos alisios, que se forman en torno a los 30º de latitud. La Jet Stream o corriente en chorro, en una latitud mayor y dirección también oeste-este, supone en altura variaciones importantes en el clima, siendo responsable de la Gota Fría del final de verano.

Insolación. La absorción de calor procedente del sol depende número de horas de exposición al sol que tenga un área. Varía por razones de latitud en según la inclinación del eje de la tierra y de la estación del año. También puede variar según haya elementos que impidan la llegada de rayos solares: nubosidad, laderas de umbría, etc.

1.3 Biocenosis

Dentro de la biocenosis están todos los seres vivos: plantas, animales y el mismo hombre. Debido a que tanto los animales como el hombre tienen la capacidad de desplazarse, son las formaciones vegetales las que van a configurar el paisaje. Las formaciones vegetales de un lugar son producto de una herencia del pasado y de las condiciones medioambientales del presente.  Los factores de distribución de la vegetación van a ser básicamente de tres tipos: climáticos, topográficos y edáficos.

Factores climáticos. Cada especie vegetal tiene un óptimo climático en el cual su crecimiento es máximo, y unos límites, que rebasados llevan a la extinción. Todas las plantas necesitan para su metabolismo unas determinadas cantidades de temperatura, luz y agua. Generalmente las plantas precisan una temperatura entre 0 y 30 ºC para sobrevivir, actuando mejor las encimas de la planta cuanto más suba la temperatura de 0 ºC. Las plantas más exigentes en luzse denominan heliófilas, mientras que las menos son esciofilas. En cualquier caso todas necesitan luz para realizar el proceso de fotosíntesis. Según la exigencia de agua se llama ombrófilas a las más dependientes de la humedad y esclerófilas las que precisan poca agua, las cuales desarrollan técnicas para conservar la humedad, como las hojas pequeñas.

Factores topográficos. En las latitudes medias del hemisferio norte podemos diferenciar entre las laderas de las montañas que dan al norte y son de umbría, mientras las que dan al sur son de solana. En altura se van reduciendo las condiciones de temperatura y humedad, así se suceden pisos bioclimáticos.  Las cimas de las montañas y las inmediaciones del mar están expuestas a vientos persistentes haciendo difícil la colonización vegetal.

Factores edáficos. La tolerancia de las plantas según el suelo introduce una gran variedad dentro de una región climática. En los entornos de los suelos salinos solo resisten las especies halófilas. Se denomina calcófilas a las especies que prefieren suelos calizos, como las encinas. El alcornoque es calcífugo y no coloniza zonas con este suelo aunque se den condiciones climáticas adecuadas.

2. LA INTERACCIÓN DE FACTORES ECOGEOGRAFICOS: LOS PAISAJES

Los paisajes son producto de factores físicos y humanos combinados. Encontramos en los paisajes distintas catenas, reuniones de clases diferentes de vegetación que tienen una extensión continua. Se distinguen ocho tipos de paisaje.

Paisajes tropicales húmedos. La presencia del bosque condiciona incluso el relieve. Se da una monotonía térmica y pluviométrica. Se encuentra estrictamente en el área ecuatorial. Temperaturas en torno a los 18ºC, niebla por la evaporación y precipitaciones diarias. Encontramos dos tipos de bosque: el ombrófilo, muy húmedo con árboles de gran altura y el mesófilo, con débil estación seca, siendo en Asia monzónico. Son bosques con pobreza de humus. El suelo es generalmente ferralítico y alumínico. El relieve se forma por horizontes curvilíneos. Las rocas se descomponen en profundidad, originando la laterita.

Paisajes tropicales con estación seca. Hay una estación seca y otra húmeda, bien delimitadas. Precipita entre 600 y 1500 mm. Según la proximidad al Ecuador, varía la duración de la estación seca. Sufre fuerte sequía, que si dura más de tres meses, se pasa del bosque tropical a la sabana. Puede ser sabana arbórea (altiplanos en rocas sedimentarias) y sabana arbolada (mesetas escalonadas, con árboles aislados).

Paisajes desérticos. Es un paisaje denudado, tanto frío como cálido. Precipita menos de 250 mm. y muy concentrado en tormentas que provocan erosión. Importante amplitud térmica, que degenera la roca convirtiéndola en arena fina. Extrema pobreza de cobertura vegetal. El viento forma dunas.

Paisajes oceánicos. La media térmica está entre los -10 y 20ºC, con ritmo estacional muy marcado. Precipita todo el año en forma de ciclones del oeste. Las estaciones tienen un carácter térmico. Inviernos cortos pero fríos. Precipita en torno a 600-1200 mm por año. En el oeste de Europa los bosques se forman con caducifolios, y algunos perennifolios (abetos y pinos). Suelo forestal suele ser de buena calidad, pues lo depositado en otoño se descompone por la constante humedad y frío moderado.

Paisajes mediterráneos. La media térmica está entre los -10 y 20ºC, con ritmo estacional muy marcado. Precipita todo el año en forma de ciclones del oeste. Se da una alternancia estacional, con veranos propios de climas desérticos. Se da el bosque mediterráneo esclerófilo (encinar), junto al sotobosque. Numerosos factores de desequilibrio.

Paisajes fríos. Se encuentran en latitudes altas, donde domina el frío todo el año, lo característico es el frío de verano. Se subdivide en tres tipos de paisaje:
Paisajes polares. El día dura seis meses y la noche otro tanto. Atmósfera seca y precipitaciones muy débiles (el aire tan frío se satura enseguida). El casquete polar se extiende por el interior de los continentes y se retrae en las fachadas oceánicas.
Paisajes periglaciares o circumpolares. El aire es menos frío y más húmedo que en el polar. Tras un largo invierno viene una corta primavera que produce el deshielo, luego un corto verano muy lluvioso. Al suelo helado en profundidad se llama permafrost. En superficie los suelos toman formas geométricas, debido a la retención de agua y la diferencia térmica. Se da la tundra, arborescente y herbácea.
Paisaje del gran bosque boreal. Entre la tundra y los bosques templados más septentrionales hay un paisaje de inviernos muy fríos y cobertura vegetal densa: el bosque boreal. Bosque joven, florísticamente pobre. Dominan las coníferas del norte y caducifoliosresistentes. El suelo se cubre de musgos y líquenes.

Paisajes de montaña. Hay una gradación de los paisajes vegetales en altura. Hay tres tipos básicos de pisos: glacial, periglacial y forestal.

BIBLIOGRAFÍA

BIELZA DE ORY, V.: Geografía General. Tomo I. Madrid, Taurus, 1993.
MONKHOUSE, F.J., Diccionario de Términos Geográficos, Barcelona, Oikos-Tau, 1978.
STRAHLER, Arthur y Alan, Geografía física, Barcelona, Omega, 1989.
TRICART, J. y KJLIAN, J.: La ecogeografía y la ordenación del medio natural. Barcelona, Anagrama, 1982.