Tema 2. Metodología del Trabajo Geográfico. Técnicas de Trabajo. Temario Geografíá e Historia


METODOLOGÍA DEL TRABAJO GEOGRÁFICO.  TÉCNICAS DE TRABAJO

METODOLOGÍA DEL TRABAJO GEOGRÁFICO

El trabajo geográfico puede enfocarse de forma muy diferente en función de la corriente que tengamos en consideración. Existen algunos aspectos comunes a todas las formas de estudio geográfico que se resumiría en tres puntos:
-          Recogida de información. Para ello se utilizan fuentes directas, como la entrevista, la observación del terreno y la fotografía, o bien otras indirectas, como el uso de datos estadísticos.
-          Construcción mapas, tablas o fórmulas estadísticas. La información que se ha recogido sirve para elaborar un mapa de distribución del fenómeno que se estudia. También el fenómeno puede reflejarse mediante cifras en una estadística.
-          Análisis de los resultados. Se da una interpretación explicativa de a que es debida esa distribución espacial, estableciendo leyes y proponiendo explicaciones que puedan tener una aplicación más amplia.

La geografía clásica se basaba fundamentalmente en la descripción, relegando a un segundo plano la explicación. Había una indefinición de nociones y conceptos, en especial de sus conceptos empíricos del espacio. El uso de enfoques positivistas desde el siglo XIX sirvió para encuadrar la geografía dentro de un marco teórico que aumentó su carácter científico. En el siglo XX hubo corrientes que dieron tanta importancia al marco epistemológico, que dejaron relegado el verdadero objeto de estudio. Actualmente se intenta hacer una geografía más útil, con mayores aplicaciones prácticas.

Geografía marxista estructural

Se ha pretendido prolongar las categorías y conceptos marxistas a la geografía, dejando solo su contenido de ciencia social. Pretende ser una economía política del espacio. Su escala es urbana y mundial, sin haber intermedia o regional.

El marxismo geográfico analiza el espacio como expresión de la estructura social. Se fija la localización de la fuerza de trabajo, consumo e intercambio. Dos contenidos fundamentales:
-          Tendencia general a la urbanización y a la jerarquización entre ciudades.
-          El capital es omniscente, no se equivoca.

Humanismos geográficos

Los humanismos geográficos dan nueva importancia a la cultura. No se puede someter la teoría de la sociedad al modelo intimidante de las ciencias naturales. Dereck Grégory propuso un programa para el humanismo en geografía:
-          Se toma conciencia de las obras con distancia espacial y temporal.
-          La geografía del mundo vivido surge de nuestras diversas interacciones e integraciones.
-          No hay multiplicidad en geografía, nuestra experiencia del mundo es codificada por un conjunto de tipificaciones humanas.
-          La existencia de estas tipificaciones depende de que se afirmen continuamente en las opciones sociales.
-          Una geografía del mundo vivido debe determinar las conexiones entre tipificaciones sociales del significado y ritmos espacio-temporales de la acción.

Geografía Cuantitativa

La estadística adquiere especial relevancia en la geografía social y económica, aunque también tiene un peso considerable dentro de la geografía física, como en la climatología. El peligro radica en conformarse con el resultado numérico, y no tratar de buscar una explicación geográfica para un determinado resultado. Se corre el riesgo de conceder más importancia al método que a la explicación

Los modelos matemáticos geográficos se han ido haciendo más complejos con los avances en los sistemas de cálculo automático, como los ordenadores.

Paisaje

El paisaje es el destino territorial ocupado por un grupo humano. Con el estudio del paisaje se pretende obtener una proyección explicativa que ayude a conseguir una mejor ordenación del territorio. En la actualidad tienen especial importancia los estudios de impacto medioambiental y los proyectos para recuperación de espacio deteriorados, tanto naturales como humanos, en el medio rural y el urbano.

TÉCNICAS DE TRABAJO

Las técnicas en geografía son a la vez una herramienta y un fin y en función de cual se emplee podemos hacer ver que tipo de enfoque geográfico utilizamos. De forma general podemos dividir las técnicas en cuatro tipos distintos:
-          Estadísticas.
-          Gráficas.
-          Cartográficas.
-          Nuevas tecnologías.

Técnicas estadísticas

Son aquellas que mediante diversas fórmulas pretenden sintetizar los datos referidos a un determinado fenómeno.  Una de las formas más frecuentes es el empleo de índices. Estos se calculan mediante la puesta en relación de varios datos y el estudio de su frecuencia en el tiempo o el espacio. En demografía son muy frecuentes los siguientes:
-          Índice de Natalidad. Relación que se establece entre el total de nacidos vivos en una año entre población y multiplicado por mil.
-          Índice de Mortalidad. Relación que se establece entre el total de muertos en una año entre población y multiplicado por mil.
-          Índice de Mortalidad infantil. Relación entre muertos de menos de un año entre el total de nacidos.
-          Índice de Fecundidad. Nacidos entre mujeres con edades comprendidas entre 15 y 49 años.

También se emplean los índices en climatología, donde hay que poner en relación magnitudes diversas. Uno de los más usados es el índice de humedad, cantidad de vapor de agua que hay contenido en cada metro cúbico de aire. Varía el valor máximo en función de la temperatura del aire.

El análisis descompone la totalidad del objeto de conocimiento en partes, o bien aplica una ley general a un caso particular. El análisis multivariado estudia tres o más variables, usando métodos de cálculo complejo. Destacan aquí el análisis de regresión múltiple y el análisis factorial.

Por último, podemos destacar el empleo de la matriz geográfica, ideada por Berry en 1964. Es una matriz de datos que sitúa los lugares en columnas y sus atributos en filas. Para su estudio se analizan varias matrices, o bien la evolución en el tiempo de la que elaboramos de una misma forma.

Técnicas gráficas

Técnicas de representación cuyo objetivo es mostrar visualmente relaciones entre magnitudes, o señalar los componentes diversos que puede tener un dato. Son representaciones ordenadas de una o más variables mediante elementos geométricos. Las más usadas son:
-          Gráfico de barras. Sobre un eje vertical y otro horizontal representamos columnas cuya altura varía en función del valor que tenga.
-          Histograma de frecuencias. Es una forma particular de gráfico de barras. Los valores se representan en porcentajes. Se emplea para repartir el caudal de un río a lo largo del año, y en demografía para construir las pirámides de población. Estas son diagramas dobles con barras horizontales donde cada barra representa el porcentaje de personas de una edad y un sexo determinado. Según su forma se puede valorar cual será la evolución de una población en el futuro.
-          Gráfico lineal. Sobre un eje vertical y otro horizontal representamos mediante un punto el valor de cada magnitud y luego los unimos con una línea. Sirve para valorar la evolución temporal de una magnitud.
-          Climograma. Combinación de un gráfico lineal con uno de barras para estudiar el clima de un lugar. Se representa la evolución mensual de las precipitaciones y temperaturas. La línea representa las temperaturas en grados centígrados y las barras las precipitaciones en milímetros y escala doble que la temperatura. Los meses en que la línea de temperatura está por encima de la barra de precipitaciones son meses secos, cuando es al revés, son los húmedos.
-          Gráfico de sectores. Se representa un círculo que se divide en secciones, siendo cada una del tamaño que corresponde con su valor. Solo se puede usar en magnitudes que se dividen en partes.
-          Diagrama triangular. Cuando una magnitud puede dividirse en tres valores, puede representarse dentro de un diagrama formado por tres ejes. Según se aproxime el punto a una sección o a otra del triángulo, tendrá unas características determinadas.
-          Perfil topográfico. Gráfico lineal que representa los cambios de altura al recorrer una línea recta una parte de un terreno.


Técnicas cartográficas

El mapa es una representación a tamaño menor y en una superficie plana de la totalidad o parte de la superficie esférica del globo. El mapa es el mejor resumen del conocimiento adquirido sobre un determinado espacio. Se llama sistema de proyección, a la adecuada correspondencia entre los puntos del elipsoide y los que se representan en el plano. Las proyecciones deben cumplir al menos una de las siguientes características:
-          Conformes. Respeta los ángulos.
-          Equivalentes. Respeta las superficies.
-          Equidistantes. Respeta las distancias.

Debido a que la tierra es una esfera y la representamos en un plano, es imposible hacer una proyección que puede cumplir las tres características a la vez. Por esa razón, para cada uso, se emplea una proyección diferente. Los sistemas de proyección más empleados son tres:
-          Cilíndrica. Proyectamos los puntos de la esfera terrestre sobre un cilindro tangente en el Ecuador a la Tierra. Después desarrollamos el cilindro hasta formar una superficie plana. Este sistema de proyección es óptimo para la navegación, ya que los meridianos y paralelos se cruzan en ángulo recto. La deformación aumenta según ascendemos y descendemos en latitud, ya que cada uno de los polos acaban teniendo la misma dimensión que el Ecuador. Las más conocidas son la de Mercator y la de Peters. A pesar de todos los inconvenientes que puede presentar, es la única capaz de representar toda la superficie terrestre.
-          Cónica. Proyectamos los puntos de la esfera terrestre sobre un cono que puede ser tangente o secante en uno o más paralelos. En centro de proyección es uno de los polos. Después se desarrolla el cono en una superficie plana. Al revés que en la cilíndrica, es muy fiel en las latitudes altas que representa, pero se deforma en el Ecuador. Solo sirve para representar un hemisferio. La forma resultante es un semicírculo. Una de las más conocidas es la de Lambert.
-          Plana. Proyectamos los puntos de la esfera terrestre sobre un plano tangente o secante de la superficie terrestre. En función de donde se sitúe el plano puede ser polar, oblicua o ecuatorial. El resultado es un plano circular. Es la mejor forma de representar el continente antártico.

Un elemento fundamental en la cartografía es la escala. Puede ser numérica o gráfica. La escala numérica es la relación entre las dimensiones del plano y las reales. Se representa mediante una fracción. El mapa nacional de España emplea la escala 1:50.000 y 1:25.000. La escala gráfica es una línea, normalmente en dos colores, que representa la distancia real en kilómetros.

Hay muchas formas de utilizar los mapas en geografía. La cartografía temática es aquella que representa temas (elementos, ideas, conceptos, relaciones, etc.) monográficamente, en tanto que se dan en un tiempo o en distintos tiempos y en un territorio o territorios determinados. La cartografía temática está especializada con la intención de representar alguna o varias de estas variables, a diferencia de la cartografía general que intenta representar todo el territorio visible y cuyo resultado final ha de ser un mapa analítico. Podemos destacar varios ejemplos:
-          Mapa de puntos. Cada punto corresponde con una cantidad. Resulta especialmente útil cuando se quiere representar distribución de la población.
-          Mapa coroplético. Cada unidad física se colorea según el valor que en ella alcanza la variable estudiada. Lo más aconsejable es utilizar un solo color que vaya en degradación según se reduce el valor estudiado.
-          Mapa de isolíneas.  Se une con una línea los puntos del mapa con idéntico valor. Las isolíneas reciben distintos nombres, isotermas si son temperaturas, isobaras para presión, isohietas para precipitación, etcétera.
-          Mapa de flujos. Se representan flechas que van de un punto a otro y que varían su grosor según el valor de la variable.
-          Mapa volumétrico. Mapa donde cada unidad geográfica se va elevando en altura según el valor de la variable.
-          Mapa anamórfico. Cada unidad del relieve es del tamaño del dato que le corresponde a ese territorio. La forma de los estados o regiones se deforma para adquirir el tamaño de la magnitud que le corresponde.

-          Cartodiagrama. Se introduce un gráfico dentro de cada una de las partes del mapa, para poder comparar unas determinadas magnitudes.
-          Mapa del tiempo. En él se da una combinación de varios mapas temáticos. En el mapa de superficie, mediante las isobaras se señalan las zonas donde se encuentran las altas y bajas presiones. Líneas gruesas azules con picos señalan el frente de las masas de aire frío, y las rojas con semicírculos, las de aire cálido. En el mapa de altura se representan isotermas. Con estos mapas se trata de hacer la predicción del tiempo.

1.  Nuevas tecnologías


Desde la Primera Guerra Mundial, se empleo la observación del terreno con aviones para elaborar mapas de la situación de los ejércitos. Pronto se incorporaron cámaras fotográficas y estos mapas se hicieron con fotografía aérea. Actualmente se han desarrollado sistemas para poder fotografiar no solo la superficie, sino detectar cambios de temperatura o de densidad. La precisión de la cartografía ha aumentado gracias a estas técnicas. También se utiliza para comprobar la distribución real de diversos fenómenos, como los cultivos.

La fotografía aérea desde los años setenta ha sido superada por la teledetección por satélite. Los primeros satélites fueron de observación meteorológica, pero posteriormente se han ido especializando, empleándose para encontrar bancos de pesca o como sistemas de localización tipo GPS. La información que se recibe es digital, lo que facilita su almacenamiento en Sistemas de Información Geográfica (S.I.G.).

Los Sistemas de Información Geográfica (S.I.G.) se definen como un sistema informático elaborado para facilitar el acceso y manipulación a diversos datos geográficos. Es característica su capacidad de análisis, y la posibilidad de obtener nuevos datos reelaborando otras informaciones. Su empleo está generalizado para: inventario y gestión de recursos naturales, planificación urbana, catastro, gestión de instalaciones, marketing espacial, transporte y elaboración de rutas para vehículos.

Entre las novedades que ha traído la incorporación de las técnicas informáticas a la geografía, podemos destacar el juego de simulación. Consiste en un programa preparado para mostrar como evolucionará el territorio en función de las distintas actuaciones que hagamos sobre él. Plantea una situación real y hay que tratar de resolverla.

BIBLIOGRAFÍA

MONKHOUSE y WILKINSON: Gráficas y Mapas. Oikos Tau.
MONKHOUSE, Diccionario de términos geográficos, Barcelona, Oikos-Tau, 1978.
Diccionario de Geografía, Madrid, Anaya, 1986.
Geografía General, Madrid, UNED, 1996.