Estimular la mente de tus alumnos





Conocerse es tomar conciencia de quién es uno, qué se siente y cómo expresa uno sus emociones. Constituye la piedra angular de la inteligencia emocional.
El niño que se conoce a sí mismo tiene la capacidad de observar por dentro y por fuera, lo que siente y lo que hace; utiliza sus preferencias para guiar la toma de decisiones y va descubriendo sus capacidades y limitaciones.
Las emociones son habitantes del corazón, igual que los pensamientos son los habitantes de la cabeza. Dar salida, expresar una emoción, es un proceso muy saludable. Con ello “aclaramos” la cabeza para poder después pensar y actuar mejor.
A continuación te proponemos una actividad para trabajar el autoconocimiento donde el alumno aprenderá a descubrir la importancia de los sentimientos.
Actividad: Siento con mi corazón
Material para el profesor Descargar
Material para el alumno Descargar
Y una dinámica para aprender a valorar las cualidades y los recursos de cada uno, así como las limitaciones con realismo.
Dinámica: Esto se me da bien…, esto no
Descargar
Más información: