EL ARTE EGIPCIO: LOS CONDICIONANTES HISTÓRICOS




 EL ARTE DEL ANTIGUO EGIPTO: los condicionantes políticos, religiosos, culturales, etc.
El hombre prosigue su búsqueda de nuevas expresiones artísticas, tras los primeros balbuceos de la Prehistoria, en tierras del rio Nilo. La antigua civilización egipcia nos ha dejado un impresionante conjunto de obras arquitectónicas, escultóricas y pictóricas que son, además de un inestimable legado artístico, una extraordinaria fuente de conocimiento de aquella remota civilización.


A continuación se señalan los principales condicionantes de sus manifestaciones artísticas:

EL MEDIO FÍSICO Y LOS CONDICIONANTES MATERIALES DEL ARTE EGIPCIO
     Los siguientes elementos configuran, de un modo esquemático, las circunstancias que mejor ayudan a entender la naturaleza religiosa, funeraria y fluvial del arte egipcio. Veamos:
• Abundancia de piedra (caliza, granito, alabastro, basaltos, etc.), fácilmente transportable a través del Nilo.
• Ausencia de madera, pero abundancia de especies vegetales relacionadas con el Nilo (papiro y loto) o con los oasis del desierto Arábigo y Líbico (palmeras). Por ello en sus edificios abundan las columnas, recuerdo de los bosquecillos que crecían en las orillas del Nilo.
• Egipto es un país horizontal; así es también su arquitectura, tan llana como las terrazas acantiladas que encuadran el Nilo.
• El aislamiento geográfico confiere al arte egipcio un continuismo en los elementos artísticos fundamentales, frente a la gran diversidad que presentan otras civilizaciones próximas (Mesopotamia).

EL PODER POLÍTICO: EL FARAÓN. 
¿Quién era el faraón?El faraón era el rey de Egipto, considerado hijo de Rah (el dios Sol), era venerado como un dios viviente. Su persona era el eje sobre el que se desarrollaba toda la producción artística. Existieron muchísimos a lo largo de toda su civilización. Estuvieron repartidos en treinta dinastías o familias reinantes, sucediéndose desde el inicio de su historia hacia el año 3100 a.C., hasta la llegada de los griegos en el año 332 a.C. que, no obstante, se mantuvieron fieles a la tradición dinástica del mundo egipcio, pero bajo la influencia helenística.
¿Sabéis qué significa la palabra faraón? Es sencillo. El faraón residía en un espléndido palacio o per-aa, es decir, "casa grande". Y de ese modo se le llamaba faraón.
Estos eran sus poderes:
• Era jefe del gobierno, jefe del ejército y jefe religioso.
• Como gobernante dictaba las leyes debiendo guardar el maat (armonía y orden), manteniendo unidas las tierras de Egipto. Por eso se le llamaba "Señor de las Dos Tierras" (Alto y Bajo Egipto).Contaba con un gran número de ministros y funcionarios para poder gobernar el país. Tenía un visir, que era una especie de presidente del gobierno, y siempre estaba junto al faraón. El resto de asistentes lo formaban los consejeros, escribas y gobernantes de las provincias o nomos, así conocidos como nomarcas.
• Como jefe religioso, tenía el deber de construir templos para hacer en ellos ofrendas a los dioses. Realizaba multitud de ceremonias para solicitar el favor de los dioses, por ejemplo, para pedir que la crecida del Nilo fuese beneficiosa y fertilizara las tierras. Contaba con la ayuda de los sacerdotes.
• Dios-rey. Fue considerado como un dios viviente. Como gobernante se le igualaba al dios real Horus. A veces se le consideraba como Ra, dios del sol. Y después de su muerte se identificaba con Osiris, dios de los muertos.
• La reina. Un faraón podía tener varias esposas, pero solamente una era la que reinaba junto a él. Así la reina reciba el nombre de "Gran Esposa". A veces se casaban con su propia hermana para fortalecer su acceso al trono, imitando a los dioses que igualmente se casaban entre hermanos. La sucesión de los faraones venía generalmente de padres a hijos.

LA RELIGIÓN EGIPCIA
   Los egipcios eran politeístas. Algunos de sus dioses estaban representados por figuras humanas con cabeza de animal, debido a su origen del mundo natural. Las principales divinidades eran: Amón-Ra, Horus, Osiris (dios de los muertos), Ra (dios supremo), Isis, y Anubis. Adoraban también a animales sagrados como el buey Apis o el escarabajo. Existía una poderosa casta de sacerdotes surgida al amparo de los templos de las grandes ciudades (Menfis, Hermópolis, Heliópolis).

CREENCIAS EN LA VIDA DE ULTRATUMBA
   Los egipcios creían en la vida de ultratumba. Al morir, el alma se presentaba ante Osiris para ser juzgada y, pasado el juicio, volvía a unirse al cuerpo para vivir eternamente; por ello embalsamaban el cadáver y lo convertían en momia, para que no se corrompiera. El Juicio de Osiris y el peso de las almas constituyen los episodios más interesantes de esta creencia.
La momificación consistía en quitar las vísceras del cuerpo, embalsamarlo con unos aceites y lo liaban con unas vendas.
Una vez que se había momificado el cuerpo, se depositaba en la tumba acompañado de objetos personales y de ofrendas, e incluso se colocaba una estatua del difunto, por si el cuerpo se estropeaba. La tumba era considerada la morada eterna de los muertos.

LA ESCRITURA EGIPCIA
   La piedra Roseta fue descubierta gracias a un oficial de Napoleón. En 1799 se descubrió una gran estela de basalto negro al lado de Roseta (Rashîd), Egipto, en el valle del Nilo. Fue expedida al Cairo a sabios franceses. En 1822 el arqueólogo francés Jean-François Champollion acabó de descifrar la escritura. La piedra Roseta data de 195 a.C y ha sido uno de los recursos más importantes para descifrar la antigua escritura egipcia.